Sígueme por Email!

jueves, 27 de febrero de 2014

Por qué los chemtrails de metales no pueden existir

Introducción

Muchas veces damos por sentadas ciertas suposiciones sin pensar en las dimensiones o los órdenes de magnitud de las variables involucradas. Hoy voy a poner un ejemplo de un cálculo que si bien no es exacto, está dentro de unos márgenes y órdenes de magnitud aceptables. Incluso me permito el lujo de corregir en un factor de 10 el resultado obtenido a favor de la posición chemtrailista para demostrar la inviabilidad de llevar metales pulverizados en un avión para generar “chemtrails” como los que dicen ver. Por otra parte también reflexionaremos sobre las propiedades ópticas del aluminio con respecto a las del agua y veremos cómo no sería posible un "chemtrail" de aluminio debido a su baja emisividad.

De acuerdo a muchos chemtrailistas, muchas de las estelas persistentes (que llaman chemtrails) que se ven en el cielo se encuentran a unos dos/tres kilómetros de altura, la típica altura de formación de nubes cúmulo, cumulonimbos o cirrostratos. Un ejemplo es la siguiente imagen aportada por un chemtrailcólito:

Foto tomada en Los Angeles (CA). Nuestro confidente asegura que esas estelas no están a más de 2/3 km de altura. Agudeza visual inusitada…

Si esas estelas estuvieran compuestas únicamente por agua, ¿cuánto pesarían?

Cuestión de un cálculo aproximado pero fiable


Vamos a hacer un cálculo aproximado, grosso modo, pero dentro de unos órdenes de magnitud aceptables de cuánto pesaría un “contrail” o un “chemtrail” (según de qué esté compuesta la estela). Para el que no esté acostumbrado a calcular cosas de forma aproximada pero lógica, usando “órdenes de magnitud aceptables”, lo ilustraré mediante un ejemplo sencillo: Imaginaos que queremos calcular la altura y ancho de un edificio que tenemos delante, por ejemplo la Torre de Francia (Valencia):


No tenemos datos exactos de nada, pero sí podemos hacernos una idea aproximada de su altura que estará dentro de un orden de magnitud aceptable. Evidentemente sabemos de antemano que no medirá 500 metros de alto y tampoco 30; pero sí intuimos que el orden de magnitud estará en varias decenas de metros (digo que entre 90 y 120 metros de altura y unos 30-40 de ancho). Basta con contar los pisos: Yo cuento 33 ventanas en vertical, incluyendo las del ático y añado un par más correspondientes a la altura de la planta baja y el “entresuelo”. En total: 35 pisos. Estamos acostumbrados a escuchar que un piso suele tener una altura de unos 3 metros. Por lo tanto mi cálculo aproximado de la altura del edificio arroja un valor de:

H = 35 pisos · 3 m/piso = 105 metros.

Para el cálculo del ancho uso otra técnica basada en el cálculo de la altura: Divido la altura del edificio en partes iguales de una altura similar al ancho que busco. Así a “ojo” veo que dividir en tres partes de 35 metros cada una me puede valer. Aproximadamente obtengo tres cuadrados de 35x35 metros. Mi veredicto final para el cálculo de las dimensiones de la Torre de Francia es de 105 metros de alto por 35 metros de ancho. Parecen cifras razonables. Si buscamos en internet las dimensiones reales encontramos que la altura del edificio es de 115 metros y posee 35 alturas (las mismas que calculé a ojo). Nos hemos ido tan sólo en 10 metros, un error más que aceptable teniendo en cuenta el método de cálculo usado. Con respecto al ancho, ya que no he encontrado datos concretos, he usado Google Earth y su herramienta de medir: El valor del ancho sorprendentemente me da lo mismo que calculé a ojo: 35 metros. 

Pues bien, a continuación voy a realizar, siguiendo un proceso similar al del ejemplo anterior una serie de cálculos sobre lo que vendría a pesar una estela procedente de un avión y de un tamaño determinado en dos casos: si ésta estuviera compuesta únicamente de agua (contrail) o de algún metal como aluminio (chemtrail). Al igual que en el caso del edificio, voy a hacer aproximaciones pero respetando siempre unos órdenes de magnitud que hagan que el error de cálculo cometido sea aceptable a efectos de lo que pretendo demostrar.


Cuánto pesa un contrail


La densidad del aire seco a la altura de una nube cúmulo (unos 2 km) es de 1,007 kg/m3, mientras que la del aire húmedo es de 0,627 kg/m3. Esto lo he sacado de un sencillo cálculo usando la la ley de los gases ideales (P·V = n·R·T). Creo que no es menester enredarme en el mismo, pero cualquiera con mínimas nociones de físico-química lo puede comprobar. Teniendo en cuenta que la cantidad de aire húmedo en una nube es de aproximadamente un 0,9%, resulta que la densidad “ρ” de una nube es de:

ρ = (99,1 × 1,007 kg/m3 + 0,9 × 0,627 kg/m3)/100 = 1,003 kg/m3

El mismo valor lo menciona “The USGS Water Science School” en este enlace: http://water.usgs.gov/edu/watercycleatmosphere.html

Es decir, 1000 litros de nube pesan más o menos 1 kg. Ahora bien, si se formara un contrail idealmente cilíndrico a la altura de los cúmulos (sabemos que no se forman contrails a tan baja cota, pero “aceptamos barco”), digamos que de 3 kilómetros de largo por 100 metros de diámetro (contrail pequeño a efectos de cálculo), tendríamos un volumen de contrail de:

Vc = π · 502 m2 · 3000 m = 23.561.940 m3

Teniendo en cuenta que la densidad de la nube es de 1,003 kg/m3, tenemos que el peso del contrail es:

Pc = Vc·ρ = 23.561.940 m3 · 1,003 kg/m3 = 23.632.625,82 kg ≈ 23.600.000 kg = 23.600 ton


Ahora calculemos lo que sería ese mismo contrail pero si en lugar de agua, su composición fuera de polvo de aluminio, el más ligero de los metales con los que supuestamente nos rocían. Es decir, calculemos cuánto pesa un “chemtrail”. El aluminio metálico tiene una densidad propia de 2700 kilogramos por metro cúbico, es decir, 2,7 veces más pesado que el agua. Vamos a ser buenos e imaginemos que lo pulverizamos finamente de forma que difundimos 50 gramos de aluminio por metro cúbico de aire. Ojo, usamos una cantidad 20 veces menor que con el cálculo de agua; esto lo hacemos en beneficio del chemtrailista, ya que realmente esa densidad tan pequeña desde 2 kilómetros de distancia sería prácticamente inapreciable para la vista. La propiedad que mide la "opacidad" o "transparencia"  de un aerosol o una nube se puede definir con un parámetro denominado “espesor óptico” y que explicamos a continuación: 

Espesor Óptico

La profundidad óptica (o espesor óptico) es una medida adimensional del grado de transparencia de una nube (o estela) o cómo la nube modifica la luz que pasa a través de ella. El espesor óptico dependerá de la densidad de partículas (de agua o aerosol) y la profundidad vertical (espesor) de la estela o la nube. Esto influirá en cómo se ve la estela en las imágenes del rango de luz visible y en el infrarrojo. Una nube espesa es ópticamente gruesa sobre todo si tiene una alta densidad de humedad. Una nube fina o una nube muy fría (baja densidad de humedad) es ópticamente delgada. Una nube ópticamente gruesa no permite ver a través de la misma con facilidad. Una nube ópticamente delgada permite ver a su través más fácilmente. Dicho de otro modo: Una nube gruesa provocará más reflexión de luz visible en una imagen de satélite, por lo que se verá con un blanco más brillante. La luz del sol penetrará menos en la nube (ya que mucha de esta luz se refleja o absorbe por la nube) lo que impide al satélite detectar tierra u otras nubes ópticamente gruesas que se encuentren por debajo. Sin embargo, las imágenes de satélite infrarrojas ofrecen una mejor evaluación de la temperatura de la parte superior de estas nubes ópticamente gruesas ya que hay menos radiación que atraviesa la nube desde la superficie y que contamine la lectura que toma el satélite de la temperatura de la parte superior de la nube. En nubes ópticamente delgadas hay menos reflexión de luz visible en las imágenes de satélite; penetra más luz a través de la nube y en las imágenes de satélite infrarrojas se ve que pasa radiación desde la superficie a través de la nube. En este caso el satélite puede detectar tierra y otras nubes bajo estas nubes ópticamente delgadas (especialmente nubes delgadas frías ya que no tienen tanta humedad).

Las estelas recién formadas (ya sean consideradas chemtrails o contrails) son ópticamente gruesas, pues son opacas (no se ve a su través), lo que da una idea de su densidad (cantidad de partículas por unidad de volumen). Según este estudio del Centro de Ciencia e Ingeniería del Espacio de la Universidad de Wisconsin-Madison, se considera que una nube gruesa presenta un espesor óptico (visible) mayor que 6, correspondiéndose con una emisividad en el infrarrojo mayor que 0,9. Esto se corresponde perfectamente con la emisividad de sustancias no metálicas (siempre superior a 0,9). Las nubes finas presentan una emisividad menor que 0,1, correspondiéndose con valores de espesor óptico menores que 0,2. Esto es debido precisamente a la baja densidad de humedad de las mismas. Sin embargo se da el caso de que si medimos la emisividad de una estela formada por aluminio, ésta nos daría un valor de 0,05-0,07 (consultar esta tabla), incluso si estuviera muy oxidado, su valor no sería mayor que 0,25, lo que quiere decir que se vería perfectamente a su través. Son las propiedades ópticas de los elementos, dan una pista de qué elementos contiene un medio (por ello se puede conocer la composición de las atmósferas de planetas o estrellas muy lejanas).

La siguiente imagen infrarroja está tomada por el satélite Terra de la NASA y muestra una serie de contrails sobre el suroeste de Estados Unidos en la mañana del 29 de Enero de 2004: 


Si esas estelas estuvieran provocadas por cualquier metal, dada la baja emisividad de los mismos NO SE VERÍAN en la imagen de infrarrojo. Se ven precisamente porque la emisividad de las estelas es muy elevada (mayor que 0,9), lo que da una idea de lo que no son: no son partículas metálicas. Así que no pueden ser "ópticamente" estelas de aluminio... pero volvamos al tema del peso del "chemtrail"...

Cuánto pesa un chemtrail


Hemos dicho previamente que consideramos un valor de 50 gramos de aluminio por metro cúbico de aire:

Para que os hagáis una idea de las dimensiones de lo que estamos hablando, una densidad de 50 gramos de polvo de aluminio por metro cúbico de aire vendría a ser como pulverizar 18 cm3 de aluminio y “diluirlos” en 1000 litros de aire (1 millón de centímetros cúbicos de aire). Imaginaos un cubito de aluminio de 2,62 cm de lado: eso son más o menos 18 cm3 de aluminio (50 gramos). Sería un cubo con un lado cuya longitud sería más o menos la de la primera falange de tu pulgar. En términos de “espesor óptico”, se podría decir que la estela formada sería “delgada”: 50 gramos de polvo de aluminio esparcidos en 1000 litros de aire permitirían el paso de la luz visible perfectamente y el infrarrojo ni se enteraría!.

El volumen del “chemtrail” sería el mismo que en el anterior cálculo: 

VCH = 23.561.940 m3

El peso del chemtrail, teniendo en cuenta que hay sólo 50 gramos por cada metro cúbico sería:

PCH = 23.561.940 m3 · 0,05 kg/m3 = 1.178.097 kg ≈ 1.180 toneladas de aluminio

Imaginaos si subimos la densidad a la misma del cálculo hecho con el agua, estaríamos hablando de más de 20.000 toneladas de aluminio que deben ser contenidas en un avión para producir un chemtrail pequeño, de tan sólo 3 km de largo por 100 metros de diámetro. Son bien conocidos los contrails (que muchos dicen que se trata de chemtrails) como los de la siguiente imagen tomada por la NASA en el Atlántico Norte, de varios cientos de kilómetros de largo por varios cientos de metros de ancho... Imaginaos el peso de tales estelas si contuvieran aluminio... 


Demasiado peso para un avión

Un Airbus A380, el más común de los aviones comerciales que surcan nuestros cielos dejándolo todo pringado de estelas como las de la anterior foto presenta un peso en vacío (sin carga, combustible, equipaje, pasajeros, metales pesados…) de unas 270 toneladas. Su peso con carga máximo para poder despegar es de 560 toneladas, lo que quiere decir que para combustible, pasajeros, avituallamiento, equipaje, otras mercancías que suelen llevar (paquetería, correo, etc) quedarían 290 toneladas (hablando de valores máximos ideales, cosa que en la práctica nunca ocurre).

Estamos hablando de que un Airbus A380 debería llevar 4 veces más su peso de carga máximo permitido en aluminio para poder generar un pequeño “chemtrail” de una densidad ridícula comparado con lo que vemos usualmente en el cielo. ¿Cómo entonces se explican esas enormes estelas de varias decenas de kilómetros que se observan dejadas por un solo avión? ¿Dónde cabe tanto polvo metálico? ¡Y que conste que no hablamos de bario cuya densidad es 3,5 veces superior a la del agua!

Si en lugar de un Airbus A380 habláramos de un Antonov An-225 Mriya, que es el avión que más carga puede transportar en el mundo (250 toneladas máx., a eso me refería con que un Airbus nunca podría llevar 290 toneladas de carga), estaríamos en las mismas. Y lo mismo con cualquier otro avión de carga o pasajeros, militar o civil. NINGUNO podría almacenar aluminio u otro metal pulverizado suficiente como para generar siquiera un “chemtrail” pequeño.


Imagen del imponente Antonov An-225 Mriya


Imaginemos, para dar un comodín a la posición chemtrailista, que me he ido en los cálculos en un factor de 10, es decir, por ejemplo el diámetro del contrail no es de 100 metros sino de 32 metros (esto aproximadamente reduce el volumen del cilindro 10 veces); o consideramos que la densidad de aluminio en el aire es incluso 10 veces menor: 5 gramos por metro cúbico (eso sí que sería visualmente imperceptible, pues sería como difuminar en 1000 litros de aire un cubito de aluminio pulverizado cuyo tamaño sería similar al de una pila de tres monedas de 5 céntimos de euro).

En estas circunstancias, en lugar de 1180 toneladas la estela contendría 118 toneladas de aluminio… Aun así, cargar 118 toneladas de metal (repito, en una densidad que lo haría apenas visible desde el suelo) sólo dejaría para carga, pasaje y combustible un máximo de 132 toneladas.

El consumo de un Airbus A380 en una ruta entre pongamos Barcelona y Nueva York (6.165 km), teniendo en cuenta que se consumen 3,72 litros a los 100 km por cada pasajero (datos de Airbus), en un vuelo con 450 pasajeros (normalmente puede llevar 555 pasajeros) es de:

CA = 6.165 km /100 km-pasajero · 3,72 litros-pasajero · 450 pasajeros = 103.050 litros

Pongamos 120.000 litros (ya que siempre el avión ha de llevar más combustible que el mínimo necesario por cualquier eventualidad); realmente lleva bastante más, pues su capacidad de carga máxima es de 310.000 litros (siendo la densidad relativa del queroseno de 0,8, el peso máximo de combustible que podría llevar el Airbus es de 248 toneladas). El peso del combustible quedaría en:

PC = 120 · 0,8 = 96 toneladas

El peso del pasaje, a una media de 65 kg por persona sería:

PP = 450 · 65 = 29.250 kg ≈ 29 toneladas

Pongamos que cada pasajero lleva 10 kg de equipaje de mano (rollo Ryanair) y 10 kg en bodega (dependiendo del vuelo pueden llevar de 25 a 50 kg!):

PE = (10+10) · 450 = 9.000 kg = 9 toneladas

Sin contar con avituallamientos y otras mercancías usuales ya hemos llegado a: 

PC + PP + PE = 134 toneladas

superando así las 132 máximas que disponíamos, y “aliviando” los números (sólo 20 kg de equipaje por pasajero entre equipaje de mano y facturado, peso de cada pasajero de 65 kg, menos del 100% de ocupación del vuelo, sin contar avituallamientos, rebajando la cantidad de combustible, etc)… y todo para generar un único “chemtrail” de tan sólo 3 kilómetros de largo… ah! y habiendo reducido los cálculos por un factor de 10, lo que supone barrer mucho hacia la casa chemtrailista!!!

Conclusión

No tiene sentido pensar que las estelas persistentes que dejan los aviones están compuestas de metales, ni siquiera tan ligeros como el aluminio, ya que por un lado los aviones comerciales o militares, incluso los más grandes del mundo no tendrían la capacidad de carga suficiente como para llevar la cantidad de metal necesario para generar siquiera un “chemtrail” de pequeñas dimensiones; y por otro lado hemos visto cómo las imágenes infrarrojas de los satélites delatan que las estelas no pueden estar compuestas de ningún metal.

Tampoco tiene sentido pensar que si esas estelas están compuestas de microgotas o microcristales de agua, éstas provengan del propio avión. Ya comentamos en un post pasado que aunque uno de los productos de la combustión del combustible aéreo es agua, ésta sólo contribuye ínfimamente en la formación del contrail, siendo el grueso procedente de la propia humedad ambiental. Para dar cierta legitimidad a la teoría chemtrail, habría que pensar en dispositivos basados en gases muy ligeros comprimidos (un hándicap es el peso de las bombonas que los contendrían), que una vez liberados tuvieran un índice de espesor óptico muy elevado, el suficiente como para generar esas estelas tan largas y opacas en un principio y que luego se van extendiendo y difuminando (con el mismo mecanismo que lo hacen los cirros). Esto deja de plano fuera a cualquier metal y cualquier sustancia con una densidad igual o superior a la del agua, tal y como hemos visto. Incluso me atrevo a decir que no hay sustancia gaseosa tan ligera y compresible en el mundo con la capacidad de generar esas enormes estelas con un espesor óptico tan elevado como el que provoca la condensación de la humedad ambiental al paso de los aviones.

Tampoco hemos considerado un factor importante: el volumen que ocuparía el aluminio en las bodegas del avión. Si lo pensamos bien 118 toneladas de aluminio en bloque ocuparían 43,7 metros cúbicos (118.000 kg / 2700kg/m3). La bodega de carga de un Airbus A380 tiene un volumen que no llega a 20 m3 (unos 18,6 m3). Si encima el aluminio se presenta pulverizado, su densidad disminuiría, por lo que el volumen que ocuparía sería superior… no deja de suponer esto también un problema, no?

Finalmente, no nos hemos puesto a determinar la logística necesaria para poder suministrar constantemente cantidades tan ingentes de "metales pesados" como apuntan los chemtrailistas, pero si estamos hablando de toneladas por avión, multiplicado por miles de vuelos diarios hay algo que no encaja...

Me gustaría que discutieseis estos cálculos, bastante “groseros” en cuanto a aproximación, pero que al menos están dentro de unos órdenes de magnitud aceptables que nos hacen sospechar con bastante certeza de la inviabilidad de que un avión, comercial o militar, destinado al transporte de pasajeros o de mercancías, produzca “chemtrails” como los que nos muestra el mundo chemtrailista tan a menudo. 

Igualmente no estaría de más conocer alguna otra aproximación física o matemática que hiciera más viable la posibilidad de la fumigación con metales o sustancias más densas que el agua y que produjeran estelas de varias decenas de kilómetros de longitud. 

Para terminar: en el mundo chemtrail no se suele tener en cuenta aspectos concretos específicos de los materiales como son sus propiedades ópticas: Las nubes se parecen en textura, color y aspecto (a pesar de la forma) un montón a las estelas de los aviones… ¿tendrían ese aspecto las estelas si de verdad estuvieran compuestas de un metal, o de cualquier otras sustancia, sabiendo que tienen propiedades ópticas tan diferentes con respecto al agua?... Lo dudo!

martes, 21 de enero de 2014

El gobierno alemán admite los Chemtrails!!!!.... o no?

“Per comoditá Düppel la si puó tradurre come scia”  (Por comodidad, chaff lo podemos traducir como estela).

¿ALEMANIA RECONOCE LOS CHEMTRAILS?

.


No hay semana que alguien cuele este ya clásico vídeo que comentamos en el post "Políticos, desinformadores, amenazas y OVNISque utiliza el chemtrailismo ortodoxo como una de sus mejores bazas para constatar la existencia de chemtrails. Se trata de una noticia en la RTL alemana que, según el chemtrailismo, trata del reconocimiento del gobierno alemán del uso de fumigaciones de chemtrails sobre la población. Los títulos en inglés de las diferentes resubidas del vídeo son más o menos como este: "German Government admits participation in Chemtrail experiments." 

Bien, para empezar el vídeo NO TRATA DE CHEMTRAILS, ni de que el Gobierno Alemán reconozca nada. Nos hemos molestado en traducir los subtítulos personalmente (para el que aun no esté informado, el administrador de "En Ocasiones veo Chemtrails" lleva más de siete años viviendo en Alemania) y los podéis leer a continuación. Quien tenga dudas puede consultar con algún conocido o contacto que conozca la lengua (Nota: las nubes-fantasma se refieren a nubes que aparecen en la imagen del radar pero que no son registradas por fotografías de satélite o a simple vista):

----"Aviones de combate del ejército manipulan nuestros mapas meteorológicos. Esta suposición de climatólogos de Bonn está ahora confirmada.

Enormes-nubes fantasma con una longitud de 350km aparecieron de repente en la pantalla del radar. Eso sí: sólo en el radar del tiempo, una vez en verano de 2005 y otra en marzo de 2006. Desde entonces el ejército alemán ha reconocido que en marzo realizó ejercicios de combate sobre Holanda. Para Karsten Brandt de www.donnerwetter.de está clara cuál es la solución del misterio:

KARSTEN BRANDT: "Sabemos hoy, con una seguridad del 99,9%, que se trataba de chaff. El chaff consiste en pequeñas piezas de plástico con una cubierta metálica que tienen el fin de engañar a los radares militares. Esta es su función principal. Con la primera nube-fantasma, para mostrar una banda artificial de lluvia tan grande en el radar, se deberían haber dispersado cientos de kilos, o incluso toneladas de chaff."

De acuerdo a las imágenes del radar se trata de toneladas de estas sustancias pero según el Ejército se dispersaron cantidades muy limitadas.

Sirven para adulterar las imágenes de radar dado que estos hilos tan finos como pelos camuflan a los aviones.


Por el momento nadie sabe si representan algún peligro para la población. Los militares afirman que no hay peligro, aunque en los EEUU hay protestas contra esta técnica desde hace tiempo, y parece que aquí también empieza a moverse algo, por ejemplo en Los Verdes en NRW (Nordrhein Westfalen):


JOHANNES REMMEL: "Evidentemente se está ensuciando el medioambiente en una gran extensión y además de forma clandestina y esto tiene que salir a la luz. Preguntaremos al Gobierno Autónomo y tiene que ser completamente aclarado a la población."


Pero esto no ha terminado: ahora mismo se efectúan prácticas de combate sobre Hunsrück. El ejército ha advertido ahora por primera vez a los servicios climatológicos de la posibilidad de que las imágenes de radar aparezcan adulteradas durante las próximas tres semanas.


KARSTEN BRANDT: "La previsión ante nosotros dice que tenemos viento de suroeste. Esto significa que esta nube iría sobre el Eifel en Rheinland, en la región de Ruhr y más allá, aquí arriba hasta el este de Westfalia, Bielefeld, Paderborn, Osnabrück e incluso Niedersachsen, y si usan grandes cantidades podrían llegar incluso hasta más allá de Niedersachsen, quizá hasta Hamburgo. Es un verdadera banda de nubes hasta Hamburgo."

Karsten Brandt ha interpuesto tras la primera nube una denuncia contra desconocidos por manipulación del clima. En los próximos días va a permanecer atento a su radar dado que cada nueva nube fantasma podría confirmar sus sospechas."
----
Como veis, resulta vergonzosamente rastrera esta manera de manipular contenidos para buscar dar consistencia a ese campo parco en pruebas que es el chemtrailismo. Decir que este no es el único contenido manipulado por el hoaxer Tanker Enemy de forma que engaña particularmente a los chemtrailistas. Me pregunto si Tanker Enemy, icono de los defensores del chemtrailismo, no es en realidad el verdadero Desinformador del movimiento, a la luz de la calidad de sus aportaciones. Si fuera un buen paladín chemtrailero no precisaría cometer la bajeza de cambiar palabras y sentidos aquí y allá, aprovechando la ignorancia e ingenuidad de la gente, para arrimar el ascua a su sardina.
Imagen
Imagen
Aviones dispersando chaffs y flares (medidas antiradar) Fuente: http://www.fotosmilitares.org


¿ENTONCES, QUIÉN DESINFORMA? 

Tanker Enemy - STOP CHEMTRAILS!


El pasado 18 de enero nos ocurrió una anécdota interesante respecto a la traducción literal del vídeo falseado por Tanker Enemy a la que nos hemos referido. Los chemtrailistas en especial deben tomar nota:

Un usuario chemtrailista de En Ocasiones veo Chemtrails fue el que promovió el que efectuáramos la traducción dado que no le convencían sus aclaraciones sobre la burda y vil falsificación de Tanker Enemy. Una vez realizada, vimos pertinente el distribuirla para, en la medida de lo posible, colaborar en la corrección de esta falacia tan diseminada por el mundo chemtrailista.


Uno de los sitios en los que aterrizamos para llevar a cabo esta labor es Proyecto Goliath. Se trata de una web de periodismo alternativo e independiente y definen su trabajo en estos términos:



"Lo principal es estar informado, por lo tanto nuestro primer objetivo es recoger, analizar y compartir información (...) En definitiva estar informado y tener contactos que se muevan en los circulos de actualidad es una prioridad y un privilegio para el Proyecto Goliath. Contrastar la información y publicar después es un trabajo lento y duro, que solo las personas motivadas logran hacer con un sorprendente resultado..."








En su sección "Qué hacemos" accederéis a una completa descripción grandilocuente y bucólica de su labor, que me parecería maravillosa de no ser por lo nos pasó con ellos:
En concreto esta frase "Exponiendo valientemente, cuando sea necesario lo oculto, aireando lo enterrado y arrojando luz donde se ha impuesto oscuridad, para que la verdad pueda ser observada por todos" queda especialmente en entredicho y, en consecuencia, la credibilidad del Proyecto Goliath. Atentos:

En los comentarios a su post sobre el susodicho vídeo, informamos de que los subtítulos no se correspondían con la locución y que habían sido alterados para falsear el contenido de la noticia y hacer parecer que hablaba de chemtrails y de un supuesto reconocimiento oficial de las fumigaciones cuando en realidad se trataba de OTRA COSA. Les informamos además que conocemos el idioma alemán y que por ello habíamos podido identificar la manipulación. Pues bien, su respuesta, en un incorrecto alemán que incluye tres faltas de otografía sólo en la palabra "Professionalität", que podéis ver en la captura más abajo, fue, la siguiente: "Wir auch... unsere arbeit ist gemacht nur auf profesionalitat..." es decir: "Nosotros también... nuestro trabajo se basa solo en la profesionalidad..." tras lo cual, sin más, NOS HAN BLOQUEADO. 


Entonces ¿qué es desinformación? Esta gente SABE ALEMÁN (o eso dicen), publican un vídeo en alemán CON SUBTÍTULOS FALSEADOS EN INGLÉS, les hacemos un apunte lógico sobre el asunto y NOS BLOQUEAN, en lugar de indagar un poco sobre la veracidad de lo que publicaron y enmendar el error. 
Hasta la fecha sólo nos habíamos encontrado al respecto con gente simplemente ignorante o con voluntad de serlo, pero este caso es diferente: se trata de un medio que SABE que el vídeo está falseado y aun así lo publica como si el contenido fuera verídico y censuran a quienes les traen la verdad del asunto.
¿Qué os parece ahora toda la perorata con que este "proyecto" se describe a sí mismo?
Os invitamos a que os deis una vuelta por su página, y les manifestéis vuestra preocupación acerca de la credibilidad de este medio debido al suceso que os acabamos de narrar.

Os dejamos unos cuantos ejemplos del texto en alemán, su traducción LITERAL en español y la "libre interpretación" que realiza Rosario Marcianò (Tanker Enemy):






Muy revelador, no?

CÓMO NACE UNA DESINFORMACIÓN (o la prueba incontestable de una manipulación informativa- o "el profeta del chemtrailismo Tanker Enemy CREE QUE LOS CHEMTRAILS ESTÁN RELACIONADOS CON ALIENÍGENAS"-)

¿Quién hizo realmente la traducción magufa de Tanker Enemy del famoso vídeo de “el gobierno alemán admite los chemtrails"? (nota: magufo viene de magician + UFO) 
Para contestar a esta pregunta tenemos que ir al pasado, a 2007. Parece que proviene de una petición de traducción de los hermanos Rosario y Antonio Marcianò, conocidos como Straker y ZRET, en este blog http://www.sciechimiche.org/. Estos hermanos, a los que afectuosamente se les llama también el Comandante y el Profesor, son conocidos como magufos vocacionales o como profetas del chemtrailismo, según se mire, en Italia. De hecho, el mundialmente conocido en el mundillo TANKER ENEMY, ES ROSARIO MARCIANÒ (Entrevista a Tanker Enemy http://www.youtube.com/watch?v=Z8fJ5XR3poM&ntz=1). 
Él y su hermano son los manipuladores directos de los subtítulos del vídeo. La materia prima es la traducción que les fue facilitada por el usuario ALEXY del mentado blog (en la imagen adjunta a continuación) y que después ellos procesaron hasta darle la forma magufa que hoy alimenta a todo el chemtrailismo mundial. No dejéis de analizar la frase: "Per comoditá Düppel la si puó tradurre come scia”  (Por comodidad, chaff lo podemos traducir como estela).



La fuente de este hallazgo es el blog Giorni di Ordinaria Follia de cuya razón de ser su autor dice:
“Este blog está dedicado a desenmascarar las mentiras de los chemtrailistas, una raza particular de conspiranoicos especializados en adorar, con una mezcla de terror y reverencia, las estelas de condensación emitidas por los aviones como una especie de entidad maligna.”
Traducimos un fragmento crucial sobre la manipulación del vídeo alemán. Los detalles  los podéis leer en el enlace del blog (en italiano) así como un montón de información complementaria muy interesante sobre el hecho real de la noticia de la RTL:
-------------------
“Uno de los buques insignia de los autoproclamados Gurús Supremos de la Santa Secta de las Estelas Químicas, Straker y ZRET, que van desperdigando por todas partes, es un reportaje del canal alemán RTL en el que el meteorólogo Karsten Brandt parece hablar de “chemtrails.”
Maldita sea, si habla un meteorólogo, algo de cierto habrá en este asunto de los “chemtrails”…¿o no?
La respuesta previsiblemente es: no, no tiene nada de cierto.
Y la razón es obvia: Brandt no habla de "chemtrails", ni siquiera los menciona; y el que la noticia trate de "chemtrails" es una bella y bonita mentira inventada por Rosario Marciano, asistido por su hermano Antonio. 
De hecho, al final del vídeo subtitulado y subido a internet por Straker con su otro seudónimo “nicscics”, pone que la traducción es de un tal ALEXY. (…)
Como es costumbre en las personas poco inclinadas a la confrontación honesta, también en esta ocasión los partidarios de la teoría de los “chemtrails” estaban determinados a ocultar las huellas de sus fechorías y el link a la traducción en su página funciona ahora sólo para usuarios registrados. Conociendo su sistema habitual, he tenido la precaución (…) de hacer una captura de pantalla del post incriminatorio (N. de T.la imagen que hemos puesto arriba).
¿Notas alguna diferencia entre la traducción de ALEXY y los subtítulos insertados por Straker?”
-------------
Por si a alguno le queda duda sobre el nivel de magufismo de Tanker Enemy o los hermanos Marcianò, os dejamos un par de artículos en los que Rosario "Straker" Marcianò relaciona los OVNIS con los chemtrails (y no, no vamos a hacer la bromita con su apellido porque ya hemos visto que está muy gastada por ahí):

http://www.tankerenemy.com/2006/11/scie-chimiche-interessi-terrestri-ed.html

Para ir terminando, recomendamos una amena lectura, aunque en italiano: "Scie chimiche: la verità nascosta. Le prove" (Estelas químicas: La verdad oculta. Las pruebas), libro en versión kindle escrito por, cómo no: Antonio y Rosario Marcianò, vale 6,99 € en Amazon (vaya qué curioso: chemtrailistas distribuyendo su libro en el almacén del NWO!!).


El libro dice en su resumen: ¿Qué son las estelas químicas? ¿Por qué los medios no hablan de ello, aunque ahora existe una enorme cantidad de pruebas recogidas en todas partes del mundo? ¿Por qué los gobiernos, incluso frente a preguntas parlamentarias específicas niegan toda evidencia? ¿Quién tiene interés en rociar la atmósfera del planeta con sustancias por decir lo menos inquietante? ¿Por qué cualquier persona relacionada con el tema en serio tiene que lidiar con amenazas directas o veladas? ¿Podemos seguir sin saber qué está pasando por encima de nuestras cabezas? O peor aún, ¿podemos seguir fingiendo que no ocurre nada?

Finalmente, os dejamos una entrevista de Antonio Marcianò a Rosario Marcianò (Tanker Enemy):


Nótense varias cosas:
-El póster de Extraterrestres en la pared del fondo (lo quiero!!!)
-El tío de la tele que se saca algo de la nariz en el minuto 2:23 (fibra de morgellons??...buff!!)
-El tío de la tele doblando cucharas en el minuto 2:48
-El tío de la televisión del minuto 2:55 (es Marco Morocutti: http://www.marcomorocutti.it/... da para escribir una enciclopedia sobre él)
-El tío de la tele del minuto 4:23: Paolo Attivissimo: conocido debunker de diferentes teorías de la conspiración (11S, chemtrails y el hombre en la Luna)

El tostón del speech de Marcianò es de más de 10 minutos, pero nos quedamos con una frase que dice hacia el final, relacionada con las fuentes de información que suelen usar los chemtrailistas y su manera bastante laxa de procesarla y divulgarla: (min 9:37): 

"Otra cosa importante a revelar que hemos podido constatar también a través del visionado de documentos que han sido proporcionados por un queridísimo amigo, eeeehmmm, ...... que han confirmado algunas de nuestras suposiciones, es que cuando observamos estas nubes bajas que vienen definidas por los meteorólogos, estos geles gelatinosos son provocados por el dióxido de azufre que en los días de alta presión se transforma en ácido sulfúrico. La característica típica del ácido sulfúrico es la de que forma las nieblas. Por lo tanto, cuando del servicio meteorológico oigáis hablar de nubes inocuas aproximándose, o geles gelatinosos, sabed que para ese día están previstas fumigaciones químicas clandestinas".

El "visionado de documentos proporcionados por un queridísimo amigo" se antoja como una fuente de información contrastable y fiable de primera línea, no? Nos recuerda a alguien que dijo que conoce a un piloto que participó en las fumigaciones y que le ha proporcionado pruebas de que existen (y no muestra)...

Resulta curioso también cómo dichos documentos "confirman" algunas de sus suposiciones. Probablemente si no las confirmaran o bien se trataría de documentos irrelevantes o falseados. Esto es muy importante: Los chemtrailistas sólo muestran la información que confirma sus suposiciones, aunque dicha información no venga de una fuente fiable o contrastable.

File:Sulfur-dioxide-3D-vdW.png
Molécula de Dióxido de Azufre
El dióxido de azufre se transforma en ácido sulfúrico, sí, pero lo de que sea en "días de alta presión" nos resulta muy chocante (nos gustaría saber por qué!!!!). El SO2 en contacto con el aire y la humedad ambiente, y de forma no precisamente rápida (es una reacción que ocurre en forma espontánea muy lentamente debido a su alta energía de activación.), se transforma en SO3, trióxido de azufre. La oxidación del dióxido de azufre a trióxido de azufre puede producirse también por la reacción con ozonoLa reacción ocurre en forma espontánea en las capas altas de la atmósfera. El trióxido de azufre al reaccionar con el agua presente en las nubes produce ácido sulfúrico, el cuál disminuye el pH del agua y precipita en forma de lluvia ácida. ¿Y de dónde viene el SO2?, ¿de las estelas de los aviones?, en parte!, pues es un producto de la combustión de los combustibles fósiles: fábricas, vehículos, volcanes!!!!, incendios forestales, ...por eso hoy en día se realiza, sobre todo en países más desarrollados, un "prelavado" de dichos combustibles, intentando eliminar el máximo de SO2 de los mismos (hidrodesulfuración). También se usan filtros en los vehículos que retienen el SO2. En Europa por ejemplo la regulación sobre el contenido de SO2 en los combustibles es muy estricta y se están desarrollando directivas para, por ejemplo electrificar los muelles de los puertos de forma que un buque no esté consumiendo combustible fósil mientras está amarrado sino energía eléctrica y así contribuir a contaminar menos la atmósfera circundante.

Lo de que "la característica típica del ácido sulfúrico es la de que forma las nieblas" es una falacia basada en una mala interpretación o explicación de las característiacas del H2SO4. La niebla no la causa el ácido sulfúrico, sin embargo el ácido sulfúrico tiene la capacidad de, en presencia de humedad, constituirse en finísimas microgotas que se mezclan con la niebla (constituyendo la llamada "niebla ácida") y puede ser respirado causando desde una leve irritación hasta importantes problemas respiratorios, pero esto último en caso de concentraciones muy elevadas (por ejemplo, en En Richmond, California en 1993 se produjo una liberación significativa de SO3 debido al sobrecalentamiento de un tanque que hizo saltar la válvula de seguridad, causando una liberación de trióxido de azufre que absorbió humedad de la atmósfera, creando una niebla de partículas de ácido sulfúrico de tamaño en la escala de los micrómetros (llamada "óleum"), constituyendo un peligro para la salud por inhalación. Esta niebla produjo efectos adversos en la salud de los residentes y trabajadores en un área amplia. (Fuente: Major Accidents at Chemical/Refinery Plants).

Lo de que las fumigaciones químicas clandestinas están previstas cuando los meteorólogos anuncian "nubes inocuas aproximándose" no sé por dónde cogerlo. ¿Es algo que cualquier chemtrailista suscribiría?. Por favor comentad!!!

CONCLUSIÓN

En conclusión, en este post mostramos objetivamente una traducción falseada y manipulada deliberadamente que fue publicada aparentemente sin revisión por Proyecto Goliath. Decimos "aparentemente" porque ante la observación realizada en su página sobre la falsedad de dichos subtítulos responden que su "trabajo se basa solo en la profesionalidad", cosa que ha quedado más que en entredicho al desgranar el origen de la falsificación. También hemos mostrado de dónde proviene la traducción y quién la suscribe (los hermanos Marcianò), y cuáles son sus métodos a la hora de citar fuentes (queridísimos amigos) y argumentos carentes de todo sentido, sobre todo de sentido común y científico. Pues bien, como dice Marcianò: "Esto es sólo la punta del iceberg" del mundo chemtrailista. Una "prueba más" que no vale los 500 euros!



“No matter how big the lie; repeat it often enough and the masses will regard it as the truth.” 

― John F. Kennedy