Sígueme por Email!

lunes, 23 de marzo de 2015

Miedo al cielo... 'nos están fumigando'

El país que controle el clima controlará el mundo
Carlos Alonso, Agricultor

Hace tiempo que no le damos caña al blog. Tenemos la página de Facebook hirviendo: Casi 1300 seguidores y gente de todos los bandos aportando, comentando, discutiendo y troleando. Pero el post que publicamos a continuación justifica nuestra vuelta al blog: Estamos consternados. El diario "El Mundo" acaba de pegarse un tiro en el pie publicando un artículo más propio de la conspiranoia más ridícula que de un medio serio. El artículo lo podéis leer pinchando aquí.

Encabezado del artículo de Lucas de la Cal publicado en El Mundo

El artículo ya empieza mal, con un titular sensacionalista: “Miedo al cielo... 'nos están fumigando'”, y su contenido se alimenta de las elucubraciones iletradas de la imputada y condenada por prevaricación Josefina Fraile, ex alcaldesa de Velilla del Río Carrión, Palencia.
Toda la historia gira entorno a unos análisis de muestras de suelo de la comarca de La Guareña, Zamora, que encargó Fraile debido a las sospechas de unos agricultores de que sus suelos estaban siendo contaminados con químicos rociados desde aviones.
El artículo sugiere, siguiendo los testimonios de algún agricultor y secundando las elucubraciones de Fraile, que esos presuntos químicos provienen de las estelas de condensación de los aviones. Como en el discurso del chemtrailismo más cutre, viene a decir que esas estelas no corresponden a aviones comerciales volando en altitud de crucero (es, de hecho, en la troposfera superior donde se forman las estelas de condensación) sino a aviones volando a “baja altura”, de hecho concretan que a 3000 metros, afirmación surgida de los sesgos más ingenuos y basada en el “ojímetro”, el aparato de medición más popular entre los creyentes en chemtrails.
El articulista Lucas de la Cal no sólo demuestra no tener la más mínima idea de lo que está hablando, sino que parece ser condescendiente con la HIPÓTESIS MAGUFA. Incluso su definición de la “teoría de los chemtrails” es un pufo: “aviones que vuelan bajo y dejan trazas en el cielo con restos químicos con el objetivo de cambiar el clima.” No, a ver: lo de que “vuelan bajo” es un ajuste sesgado elaborado a conveniencia, dado que cualquier persona con un mínimo de sentido común sabe que una aeroaplicación a 10.000m de altura no sirve para nada. Así que los creyentes en chemtrails le quitan varios kilómetros al asunto para ajustarlo a su conveniencia, sin reparar en el hecho de que una aeroaplicación a 3.000m es igualmente estúpida e inútil.

El movimiento chemtrailista en general no se pone de acuerdo ni en la altura a la que vuelan estos aviones ni en la finalidad de las presuntas “fumigaciones”. De hecho, el argumento de que la finalidad de estas estelas es cambiar el clima, es el último en incorporarse a la exótica lista de posibles finalidades de esta presunta conspiración.
La de los chemtrails es una teoría sin teoría, que adopta la forma que le conviene a quien la esgrime. Para unos se trata de control mental. Para otros de diseminar enfermedades para que la industria farmacéutica haga caja. Hay quien piensa que se trata de eugenesia negativa para ajustar la población mundial o de experimentos secretos sobre la población civil. Y luego, por supuesto están los “hard-core” que sugieren que de lo que se trata es de “terraformar” nuestro planeta para hacerlo habitable a reptilianos u otras razas extraterrestres.
Pues bien, lo de modificar el clima es en realidad la última hipótesis en sumarse a la lista, así que vemos que la definición de la teoría de los chemtrails en el artículo está ajustada a la conveniencia de la denuncia que se pretende hacer.
Y por supuesto, el hecho de que esta Erin Brockovich de segunda B haya estado dando una conferencia sobre el asunto en Cambridge, viste mucho. En realidad se trató de una escueta ponencia de diez minutos en el “lunch time” de la Conferencia SRM Science 2015, en la que, bajo el título-disfraz de “Civil Society & Geoengineering”, se dedicó a promocionar sus disparates con cero evidencias (ver aquí).

La conferencia SRMS pretende ser no sólo un espacio de información sino también de discusión, y tuvo a bien incorporar un espacio menor llamado “Lunch & Lunchtime Perspectives” donde se podían presentar ideas o discusiones alternativas sobre la temática de la Gestión de la Radiación Solar (SRM) a la hora de comer, mientras los ponentes serios despachaban sus vituallas. Ahí es donde Fraile pudo asomar su patita, ejerciendo de portavoz de la asociación Terra SOStenible, justo después de Ian Simpson, responsable de la plataforma chemtrailista Look-up.org, que, al igual que su homóloga española, se dedicó a promocionar pseudociencia y falacias además de exhibir una sonada ignorancia sobre aspectos básicos de un asunto del que iba de experto.
Ian Simpson reconociendo su ignorancia en temas básicos sobre eficiencia de motores de aviación que explican la formación de estelas
Y siguiendo en la linea de promover la aparente trascendencia de las elucubraciones conspiranoicas de Fraile, el articulista no puede evitar mencionar que “en 2013 el Parlamento Europeo aprobó su petición de que se investigara el asunto.” 

No os dejéis engañar por las palabras: esto significa que su petición fue admitida a trámite, lo que implica que la Comisión de Peticiones se pronunciará sobre el asunto, ya sea archivándolo o derivándolo a otro sección del Parlamento para que le dé respuesta oportuna. En absoluto significa que el Parlamento se toma este asunto en serio y que vaya definitivamente a investigar sobre él. A algunos os podrá parecer sorprendente que el Parlamento Europeo haya admitido a trámite la petición de Fraile, pero no es tan extraño después de saber que una de los miembros de la Comisión de Peticiones es Tatjana Ždanoka, eurodiputada por los Verdes y la Alianza Libre Europea, que entre sus quehaceres encontró hueco para promover lo que, sin tapujos, llamaríamos un congreso chemtrailista en el mismísimo Parlamento Europeo en abril de 2013 en el que se proyectó el documental de culto del chemtrailismo “What in the world are they spraying” de Michael J. Murphy, quien también acudió a la cita. 
Aquí vemos a Zdanoka y Murphy codo con codo en el centro de la imagen
Así pues tenemos una chemtrailista infiltrada en la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, algo que explica que una petición como ésta haya sido admitida a trámite. 
Con todo, la historia va para largo. La última vez que revisé el estado de peticiones hechas a la comisión en 2014, habían por tramitar aún peticiones de 2008 y me llamó la atención la diversidad de asuntos que trataban: desde las normas de seguridad de los cascos usados en deportes hípicos hasta la devolución del importe de los billetes aéreos en caso de urgencia médica, pasando por las listas de usuarios bloqueados en los chats, la tipificación de la tortura como delito penal en la Unión Europea, la caza de cormoranes, la importación de peces vivos, el establecimiento de un día oficial dedicado a Comenius. Y entre ellas, la de Fraile, esperando su turno.

Pero el Parlamento ya ha ninguneado con anterioridad el asunto de los chemtrails, e incluso Fraile se lamentaba en su página de guardacielos.org: “Nuestros candidatos al Parlamento Europeo han decidido ignorar el grave problema de la geoingeniería. Y despreciar una vez más a la ciudadanía que pretenden representar.”
A continuación el artículo cita a Fraile textualmente emitiendo sus más polémicas afirmaciones: "Desde 1999 se están llevando a cabo fumigaciones clandestinas en España, por aviones militares de la OTAN, que ejecutan programas de geoingeniería para manipular el clima y las comunicaciones globales a través del control de la estratosfera y de las ionosfera para fines militares. Y Zamora es una zona especialmente delicada ya que es su radar de experimentación".
Esto, queridos lectores, es magufismo extremo con altas dosis de PARANOIA. Resulta que la provincia de Zamora, con menos de 200.000 habitantes y más bien un reducto castellano tranquilito, es, en la fantasía de esta mujer, un campo secreto de experimentaciones clandestinas de la OTAN. Supongo que los que estáis un poco más puestos en la SARTA DE BOBADAS de la conspiranoia climática, habréis detectado también que Fraile cree en que el proyecto HAARP tiene algo que ver con modificación del clima. 

Por supuesto nada de evidencias: sólo elucubraciones basadas en ignorancia, en memes conspiranoicos de internet y en una ingenuidad tal, que resulta especialmente patético que elmundo.es o la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo le batan palmas.
Para Fraile, ahora se tratan de drones que salen de bases militares como la de Albacete y que, volando a 3000m parecen aviones comerciales volando a 9000m. Es tan ridículo que me invade la vergüenza ajena. Esas estelas, por mucho que se empeñe, se siguen formando y comportando como estelas de condensación, además de que su aspecto, densidad óptica y albedo son plenamente coherentes con las estelas de condensación y nada en ellas sugiere que sean otra cosa. Pero Fraile necesita, para que funcionen mínimamente sus chorradas, que esas estelas estén “a baja altura”, aunque no se dé cuenta de lo estúpido que es pretender que rociar algo a 3000m sirva para algo (las aeroaplicaciones de cultivos se hacen a menos de 10m porque a más altura la dilución es tal que lo que sea que apliques pierde toda eficacia). 

La aeroaplicación de fitosanitarios se ha de hacer a pocos metros del suelo para que surta efecto.
De hecho “fumigar” a 3000m no sirve ni siquiera para fines de geoingeniería, dado que es una región en plena troposfera donde la humedad y los vientos acabarían arrastrando cualquier aerosol (en geoingeniería lo que se persigue es la máxima persistencia de aerosoles en suspensión atmosférica siendo así la estratosfera, a varias decenas de km. por encima de la altitud de vuelo comercial, la región de intervención óptima, además, aplicar estos aerosoles metálicos en las regiones de paso de aviones supondría un grave problema para la seguridad aérea, cosa que ni siquiera consideran).
Como mucho podría tener sentido el rociado de nucleadores de siembra de nubes a esa cota, pero esto sólo se puede hacer para un fin muy específico con condiciones muy específicas. La aplicación de nucleadores en este contexto exige la presencia de un determinado tipo de nubes con valores atmosféricos adecuados (humedad relativa, vientos…), así que tened por seguro que ver estelas atravesando un cielo despejado no tiene nada que ver con siembra de nubes. Y si están presuntamente a 3000m. tampoco tienen que ver con geoingeniería… y mucho menos con aeroaplicación (para afectar suelos).

Ciertas fuentes no contrastadas apuntan que "los tres análisis judiciales en suelo agrícola ecológico, suelo agrícola convencional y terreno de pinar dieron como resultado: 16.300;10.810 y 19.000 mg de aluminio por kg de tierra en suelo; 775; 641 y 765 mg​/kg de manganeso y 10.750; 7.550 y 12.600 mg​/kg de hierro ,aparte de los 1.500 mg​/kg de titanio en suelo ecológico".
  • Según el perfil toxicológico del aluminio esbozado por la Agency for Toxic Substances and Disease Registry (ATSDR), los valores TÍPICOS de Aluminio en el suelo varían desde 7 gramos hasta SUPERAR los 100 gramos por kilogramo de suelo. Eso es entre 7.000 y 100.000 miligramos por kilogramo. Un valor de 19.000 mg es, bajo dentro de la normalidad. 
  • Con respecto al Manganeso: Valor típico medio 330 mg​/kg (Barceloux, 1999), variando entre 40 y 900 mg​/kg, así que los valores de 775; 641 y 765mg​/kg entran totalmente dentro de la normalidad. 
  • Vamos con el Hierro: según Bodek et al. 1988, su concentración en suelo varía entre 20.000 y 550.000 mg​/kg. Los valores del análisis judicial se encuentran POR DEBAJO del límite mínimo. Esto refleja que esos suelos poseen menos hierro de lo que hay de media en la naturaleza, nada de qué preocuparse. 
  • El Titanio tiene valor medio en suelo es del 0,33% (Kabata-Pendias 2001): 3300 mg​/kg. El valor de Titanio en el suelo zamorano es un valor más que normal.

Siguiendo el artículo, se nos habla de Elvira Lichte, representante de Podemos y responsable del consejo del Área de Medio Ambiente en Castilla y León quien afirma: "Está claro que nos están rociando con algo, hay pruebas, y hay que investigar". ¡¡¡Hombre, pruebas!!!... ¿y de qué pruebas hablamos? El texto sigue: “Elvira habla de unos análisis de cultivos ecológicos en Zamora que el Seprona realizó el año pasado por orden de la fiscalía tras la denuncia de los agricultores. "Los niveles de aluminio y hierro son alarmantes. No puede ser que haya 19 miligramos de aluminio cuando el índice de referencia es 0,5. El suelo está contaminado". Pues bien, primero los más profanos de todo este cambalache ignoran que los análisis que cita Lichte fueron también encargados por Fraile. No es que estemos aquí ante un montonazo de evidencias aplastantes, no, sino ante el tejemaneje de un grupillo de personas lideradas por Fraile que necesitan una explicación a sus problemas con los cultivos. Pero todo este artículo, lejos de plantear una cuestión seria de gran calado, consiste en dar promoción a las chorradas conspiranoicas de una mujer con mucho tiempo libre para dar rienda suelta a su fantasía épica con supervillanos misántropos y héroes “despiertos de la matrix” de andar por casa, a través de un artículo sensacionalista más propio de RT o, si me apuras, de Año Cero.

Sobre la concentración de aluminio, el artículo es tan laxo y está tan mal documentado, que ni siquiera nos aclara a qué se refiere con lo de “no puede ser que haya 19 miligramos de aluminio”. ¿19 mg por kilo?, ¿por 100 gramos?... la concentración de una sustancia en suelos se suele expresar en mg/kg. Así, 19mg/kg es un valor muy bajo. La concentración de aluminio en el suelo varía en general del 1% al 30%, pero una concentración típica es 7.1%, ó 71000 mg/kg, es decir 71 gramos por kilogramo. ¿Cómo iban a ser 19mg Al/kg un problema para cualquier suelo? (¡¡es una concentración del 0,0019%!!). Pero concedámosle el beneficio de la duda: ¿y si se tratan de mg/g? 19mg/g supone una concentración del 1,9%, que sigue siendo un valor muy por debajo de los valores medios de aluminio en suelo. Además, que el valor de referencia sea 0,5. no quiere decir que una concentración de 19mg Al/kg implique que el suelo sea tóxico o que esa concentración sea anormal. Eso es no entender en absoluto lo que es un valor de referencia y su diferencia con el valor máximo permitido.
Pero ojo, que convocan a los “expertos” (expertos irrastreables por la red). El artículo cita al geólogo José Miguel González: “Sólo hay que comparar los cielos de hace 20 años y los de ahora. Dicen que es por el cambio climático, pero no es así. En un suelo ecológico es imposible encontrar tales cantidades de esas sustancias. El aluminio, por ejemplo, no se puede encontrar jamás de manera natural en la superficie de la tierra, y menos en trozos grandes. Hay que extraerlo de un mineral”.
Varias cosas: los cielos NO PUEDEN SER LOS MISMOS AHORA QUE HACE 20 AÑOS porque la aviación no es la misma, porque el tráfico aéreo se ha más que duplicado entre 1996 y 2010.
Variación del tráfico aéreo entre 1960 y 2010
El aumento de tráfico aéreo ha forzado la apertura de aerovías en cotas cada vez más altas, en regiones de la atmósfera donde la probabilidad de formación de estelas es mucho mayor. Además de ello, precisamente hace 20 años se empezaron a implementar los motores modernos de alto índice de derivación, que producen gases de escape más fríos y, por lo tanto, más propensos a generar estelas de condensación. Luego habla de que “en un suelo ecológico es imposible encontrar tales cantidades de esas sustancias”. ¿Qué sustancias, señor articulista? Estábamos hablando de aluminio y, ¿de repente nos citas a un experto que habla de otras sustancias sin siquiera darnos una idea de qué estamos hablando, para poder valorarlo críticamente? Y nuestro geólogo José Miguel González se expresa mal: no es que el aluminio no se pueda encontrar jamás de manera natural en la superficie de la tierra, sino que no se encuentra en forma pura. La forma natural del aluminio es precisamente la asociada a minerales o a óxidos. En cualquier caso el aluminio puro, que es presuntamente de lo que se trata aquí, no sería un problema para suelos de cultivo, al contrario que los óxidos u otros compuestos de aluminio. Pero es que ni siquiera en geoingeniería se habla de aluminio puro, sino de nanopartículas de óxido de aluminio. Para información general, el aluminio puro es de color blanco y muy blando. ¿Responderán estas características al presunto “aluminio puro” analizado por Fraile? Lo dudo.
Y, cómo no, teníamos que toparnos con el caso de Castronuño, un pequeño municipio de la provincia de Valladolid donde se aceptó la moción de censura propuesta por su único concejal de IU, Enrique Seoane Modroño, que, influenciado precisamente por Fraile, se las apañó para convencer a los cinco concejales (de PP y PSOE) del asunto de las fumigaciones. Claro, que la preocupación de estas gentes no tiene nada que ver con chemtrails o geoingeniería como nos vende la conspiranoia chemtrailista, sino con la posibilidad de que se esté llevando a cabo siembra de nubes ilegal, como se desprende de las palabras de su alcalde Epifanio Modroño: "Hay evidencias claras de que algo están echando, avionetas que vuelan muy bajo sobre el Tajo" (ahora me entero que el Tajo pasa por Valladolid). Y aquí cabe decir, para los menos informados, que es así como se hace la siembra de nubes: con avionetas a baja altura y, para colmo, las dispersiones de esta práctica no son visibles y no forman estelas como las que reportan los ilusos chemtrailistas.
A estas alturas los más avispados estaréis percibiendo que aquí hay una confusión bestial entre siembra ilegal de nubes, la discusión actual sobre geoingeniería y cambio climático y el HOAX MÁS ESTÚPIDO DE LA ERA DE INTERNET, confusión que este artículo de elmundo.es no ayuda precisamente a aclarar.
Y ahora llegamos a un par de opiniones escépticas con respecto al asunto. Por un lado tenemos a Luis Enrique Martín Otero, Coronel de Veterinaria y coordinador de la Red de Laboratorios de Alerta Biológica en la Complutense, del que el artículo dice que “ha realizado varios estudios sobre la geoingeniería y el cambio climático como arma de destrucción masiva del futuro”. En realidad sólo ha escrito al respecto este artículo de opinión "El cambio climático como constante amenaza biológica"
que personalmente encuentro mal documentado, exagerado y, en muchos aspectos, ridículo. Si bien trata de una amenaza posible y real, sus afirmaciones acerca del HAARP y otras cuestiones estan claramente influenciadas por el discurso conspiranoico iletrado, hasta el punto de que toma como fuentes de información paginuchas conspiranoicas como lahoradedespertar.wordpress.com que promocionan bobadas acerca de los chemtrails y el HAARP como arma climática. Es como esos documentales cutres de Discovery que tratan el futuro con sensacionalismo y una ingenuidad pasmosa.

Otra de sus fuentes, de las cuales extrae sus afirmaciones más atrevidas acerca del proyecto HAARP, es el artículo "HAARP: VANDALISM IN THE SKY?" escrito por el “Dr.” Nick Begich y Jeane Manning. El “Dr.” Begich es uno de los críticos más notables contra el HAARP, aunque su título de Doctor es en medicina tradicional, el cual obtuvo por correo a través de la Open International University de la India, un centro no acreditado que funciona como un dispensador de títulos (diploma mill) que no incluía cursos o currículo alguno. Begich es un promotor de técnicas new age de sanación energética de su propia invención. En 1995 autopublicó Angels Don't Play This HAARP, libro del que procede gran parte de los actuales mitos acerca del HAARP, incluyendo la idea de que una de sus finalidades es el control mental. Por su parte Jeane Manning es una promotora de fuentes de energía fantasiosas, de física para lunáticos y bobadas cuánticas.

Pues bien, aquí tenemos a este “hejsperto”, Luis Enrique Martín Otero, un coronel veterinario, cuyo único artículo -de opinión- acerca de la manipulación climática como arma, se nutre de chifladuras de lunáticos y de blogs conspiranoicos… y aun así, con respecto al tema dice: “que ahora aviones militares estén bombardeando con productos químicos como dice esta gente... lo desconozco y la verdad es que me extraña”.

Otra voz escéptica, esta vez mejor autorizada por sus credenciales, es Ana Casals, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología Española (AEMET) quien diferencia adecuadamente los elementos que los chemtrailistas confunden en su discurso. Por un lado reconoce la práctica de la siembra de nubes: "Se están haciendo experimentos en muchos países para luchar contra el granizo, aumentar la lluvia y acabar con la niebla, pero nosotros no tenemos la tecnología para manipular el clima"; y por otro explica escuetamente la física que hay tras las estelas de condensación: "Son estelas compuestas por agua condensada. Cuando el queroseno quemado sale del motor del avión está a alta temperatura, y en el exterior hace muchísimo más frío. El brusco contraste provoca la condensación inmediata del agua. Y cuanta más humedad, más tiempo durarán las estelas".
Tras este breve y ridículamente escueto paseo por las voces escépticas, el artículo vuelve a darle la batuta al discurso magufo, esta vez por boca de un tal Jordi Munto, un biólogo valenciano (tan irrastreable como el geólogo de antes) que dice: "¿Cómo se explica que aquí en el Levante, en días anticiclónicos, en los que el cielo está despejado, no hay nubes ni humedad, haya estelas de avión que duran horas en zonas donde nunca se ve tráfico aéreo?". Biólogo, y no meteorólogo tenía que ser. Pues yo te respondo Jordi: pues porque las condiciones ambientales en la troposfera superior, a 10 ó 12 km. de altura no tienen por qué tener relación directa con la condiciones en la superficie. Sobre lo de las “zonas donde nunca se ve tráfico aéreo”, no nos cabe duda de que se trata de una percepción sesgada por la creencia en esta “tontería” de la conspiración. Y continúa: "Aquí hace dos años que no llueve y la sequía está destrozando la producción agrícola. También hemos analizado el cultivo y hay altos niveles de aluminio que nadie nos explica". Sobre la sequía, se trata de un problema que responde a varias causas, pero a destacar es el hecho de que se trata de un período cíclico y ahora toca sequía. La deforestación galopante de la costa del Levante en los últimos años también pinta mucho en la alteración del ciclo hidrológico. Sobre los “altos niveles de aluminio que nadie nos lo explica” presuntamente analizados en cultivos, estamos igualmente ante una afirmación sin más evidencia que la palabra. En cualquier caso hay muchas razones por las que un cultivo podría presentar más cantidad de aluminio del esperado. Irse a echarle la culpa directamente a una teoría de la conspiración que surge de un hoax de internet podría ser contraproducente para detectar el problema real, si es que lo hay.
Por último, el articulista le devuelve la palabra a Josefina Fraile, quien realmente nunca dejó de tenerla pues, como hemos visto, todo el artículo constituye una apropiada promoción de su cháchara pseudocientífica y magufa. Fraile afirma, de nuevo sin evidencias y conectando ideas según le conviene: "Se han disparado los problemas respiratorios en la zona. Hay un 300% más de autismo y ayer me llamaron diciéndome que había seis niños en Zamora que tienen el Síndrome de Sanfilippo, que les retrasa el crecimiento y deteriora su estado mental. Nada es coincidencia". Para empezar, la conexión chemtrails-autismo es una ESTUPIDEZ. La cifra del 300% hace referencia a los datos del CDC en EEUU y no tiene nada que ver con Zamora. En cualquier caso Fraile le está haciendo un flaco favor al movimiento antivacunas, al cual le está robando sus estadísticas. Recordemos que es un clásico de los antivacunas el asociar el aumento del autismo con las vacunas… pues no, ahora resulta que van a ser los chemtrails de la señorita Fraile (sí, chemtrails, Josefina, aunque reniegues del palabro). Este tipo de correlaciones espurias sesgadas ad hoc no son diferentes de estas. Así, si nos atenemos a la lógica de Josefina Fraile, el gasto de EEUU en ciencia, espacio y tecnología está directamente relacionado con el nivel de suicidios por ahorcamiento, estrangulación o sofoco:
Correlación entre el gasto anual de EEUU en ciencia, espacio y tecnología y el el índice de suicidios por ahorcamiento, estrangulación o sofoco
Como epílogo, el articulista se pone misterioso y suelta: “¿Qué está pasando realmente en nuestros cielos? ¿Nos están fumigando o se trata de una paranoia colectiva? ¿Tenemos que preocuparnos? Las respuestas, y nunca mejor dicho, están en el aire.”
No, Lucas de la Cal, no están en el aire y a ti te tenían que despedir inmediatamente. Y un serio tirón de orejas a El Mundo. ¿Qué es lo que está pasando que la pseudociencia y la magufería más rancia está invadiendo nuestros medios?

8 comentarios:

  1. Enhorabuena por el articulo, por desgracia seguramente tenga que recomendarlo a menudo. Hace un par de años empecé a leer sobre chemtrails y por mucho que demuestres que es imposible, al poco tiempo vuelve a aparecer el tema. Es una especie de tema recurrente para colgar fotos en chats.
    Lo mas interesante es la utilizacion de este HOAX por algunos individuos con fines lucrativos como la sra. Fraile. Me queda la duda si estos individuos son los creadores/realimentadores de esta magufada, cosa que dudo, o son otros los interesados en que estas cortinas de humo (nunca mejor dicho) aparezcan oportunamente para distraer la atencion de conspiraciones reales como la gurtel o Barcenas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Demian, gracias por tu comentario. Sospecho que la Sra. Fraile, al estar condenada a 7 años de inhabilitación para ejercer cargo público, se le ocurrió que este tema lo podría dar de comer... en fin... Lo que está claro es que por mucho que pesistan, nunca llegarán a nada, puesto que al final se tendrán que enfrentar con la realidad, con la ciencia que hay detrás de este "fenómeno", y ahí no hay dobles lecturas. Sea como fuere, preocupa quizá que el hoax esté pasando de los foros magufos a los diarios digitales de alcance nacional, pero por otro lado no deja de ser, por el momento, un tema confinado en la red. Decir que no hay ninguna ciudad española adscrita a la "marcha global contra la geoingeniería" que se ha convocado internacionalmente para el 25 de abril... y si aun así alguna lo hiciera, se prevé un rotundo fracaso de participación, como en ediciones anteriores...

      Eliminar
  2. Muy buen artículo, y muy documentado.
    Decir que las arcillas son aluminosilicatos, por lo que si haces un análisis de un suelo arcilloso, te saldrán mayores valores de aluminio, porque es uno de los elementos que compone este tipo de suelos, que suelen ser usados para cultivo por su gran capacidad de cambio catiónico.

    Solo una cosa que preguntar: ¿Por qué parece molestarte que quieran que se investigue el tema? Si el tema es falso, una investigación oficial podría servir para desmentir de una vez por todas la cuestión, ¿no? Y si es algo que inquieta a un sector de la población, es coherente que las autoridades lo investiguen, aunque solo sea para desmentirlo y evitar la alarma social.

    Otra cosa que quería preguntarte, a veces he escuchado en programas de radio que tu calificas como poco fiables (como ves siempre intento mantenerme neutro en mi postura), que hay antecedentes de experimentos militares con la población usando enfermedades infecciosas leves (resfriado, gripe) para estudiar los patrones epidemiológicos de un hipotético ataque con armas biológicas hecho mediante fumigación.
    ¿Sabes si esta afirmación tiene algo de cierto o es otro bulo?

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PARTE 1

      Hola Rafael. Muchas gracias por tu respuesta. Muy interesante tu blog, enhorabuena!

      Paso a contestarte en dos tandas (por el límite de caracteres):
      -Evidentemente no hace falta entrar mucho detallar la presencia de aluminio en nuestros suelos, en forma de óxidos o imbuidos en minerales, siendo que se trata del tercer elemento más común de la corteza terrestre.
      No me molesta que se quiera investigar sobre el tema... más bien lo contrario!. De hecho poco hay que investigar sobre el mismo ya que la física de las estelas de condensación se encuentra profusamente estudiada y aun hoy en día es motivo de estudio sobre todo por las implicaciones que las estelas representan en el intercambio radiativo de calor en el sistema Tierra-atmósfera. De hecho desde los años 40 se estudia la formación y composición de las estelas, hasta tal punto que existen cientos de artículos científicos que plasman estos estudios. Artículos revisados por pares y publicados en "conference proceedings" o en publicaciones de alto prestigio. El que quiera poner estos estudios en duda es el que tiene la carga de la prueba, ¿no crees?
      Por ejemplo, el proyecto SUCCESS (SUbsonic aircraft: Contrail & Clouds Effects Special Study) llevado a cabo en 1996 fue un programa de campo de la NASA que usó un avión equipado con instrumentación científica y mediciones tomadas desde una estación base para investigar los efectos de la aviación subsónica (la aviación comercial en general, vamos) en la formación de contrails y sus efectos sobre cirros y en la química atmosférica en general. Como estos proyectos, hay decenas, además de cientos de estudios ad hoc, muchos de los cuales puedes encontrar en el siguiente enlace: http://journals.ametsoc.org/action/doSearch?AllField=contrail&filter=AllField Ahí tienes estudios sobre la microfísica de los contrails, sobre su composición, sobre su formación, sobre su persistencia, etc... A estas alturas nadie mínimamente entendido pone en duda que las estelas que ves en el cielo son estelas de condensación formadas por microcristales de hielo procedentes de la condensación de la humedad atmosférica al entrar en contacto con la inestabilidad que provoca el avión y con los nucleadores que éste deja como residuos de la combustión del fuel. El que la gran mayoría no conozca la física de la formación de nubes (que es similar en el caso de los cirros) y las variables que intervienen, no quiere decir que se trate de explicaciones fraudulentas, siendo que están apoyadas por cientos de estudios revisados por pares (incido en este punto) y realizados en decenas de centros de investigación y departamentos de diversos lugares del globo. Explicar la presencia de aluminio en el suelo es más sencillo porque el suelo lo puedes tocar, pero los contrails están a varios kilómetros de altura... Ya hace tiempo publiqué un artículo que habla sobre el albedo y el espesor óptico de las nubes y estelas. Yo trabajo mucho con imágenes satelitales y usando ciertos filtros y algoritmos es fácil comprobar que las estelas están compuestas del mismo material que cualquier nube: AGUA. Lo que pasa es que la gente de a pie no tiene acceso a estas herramientas y tampoco ha sido formada en el entendimiento de estas cosas, lo que le da pie a pensar en teorías conspirativas... tú mismo no pones en duda que los suelos de cultivo presentan aluminosilicatos. un análisis de estos suelos arrojará positivo en presencia de aluminio. Con la atmósfera se usan técnicas espectrométricas y de análisis de imágenes. Si somos capaces de conocer la composición de la atmósfera de un planeta extrasolar, ¿por qué se pone en duda el que podamos conocer la composición de una nube a unos pocos kilómetros sobre nuestras cabezas? Un aerosol rociado a 3000 metros de altura se difundiría tan rápido que sería imperceptible a la vista. Si una estela la ves es porque va creciendo a medida que la humedad atmosférica condensa alrededor de los cristales ya formados alrededor a su vez de los núcleos formados por partículas microscópicas de hollín.

      Eliminar
    2. PARTE 2

      Si hay alarma social ésta está confinada a los límites de internet. No vemos a gente usando mascarillas que filtren nanopartículas por la calle, ni grandes manifestaciones de gente mostrando su angustia por este tema. De hecho Las marchas globales contra la geoingeniería son el espejo de la realidad de esta "conspiranoia": El año pasado no se alcanzaron a contar más de 30 o 40 personas en las marchas de ciudades como Los Angeles, Madrid, Valencia o Barcelona. Se trata de un hoax confinado en internet y que si bien ha saltado a algún periódico, su repercusión ha sido mínima: La gente en general tiene cabeza, lo que pasa es que los chemtrailistas son muy ruidosos, pero como digo, sólo en internet.

      Con respecto a los antecedentes de experimentos militares, los hay, y son ciertos, pero NO TIENEN NADA QUE VER ni con estelas ni con geoingeniería. Por ejemplo: es bien sabido que USA usó el famoso "agente naranja" para rociar la selva en Vietnam y así defoliar los árboles para poder descubrir y exponer al enemigo. Se usaron aviones en vuelo bajo, casi rasante, ya que de lo contrario el agente se hubiera diluido demasiado perdiendo su eficacia.
      Otro ejemplo es el del ejército británico que hizo pruebas de cómo se dispersarían gérmenes en la atmósfera (que no dispersando gérmenes) usando su propio espacio aéreo, entre 1940 y 1979. La finalidad era estudiar cómo se dispersarían ciertos agentes en la atmósfera británica ante un eventual ataque batcteriológico o químico del exterior. Muchos de estos experimentos implicaban la liberación de químicos potencialmente peligrosos y microorganismos sobre amplias áreas pobladas sin el conocimiento público. En la mayoría de los casos los ensayos no utilizaron armas biológicas, sino alternativas que los científicos creían que imitaban la guerra bacteriológica y que el Ministerio de Defensa afirmó que eran inofensivas. Se usó por ejemplo un compuesto fluorescente detectable con radar para estudiar la dispersión. No obstante las familias en ciertas zonas del país que tienen hijos con defectos de nacimiento están exigiendo una investigación pública. Estos vuelos se realizaban por la noche y a baja altura de nuevo, si no, los ensayos habrían resultado ineficaces. Aquí te dejo info al respecto: http://www.theguardian.com/politics/2002/apr/21/uk.medicalscience

      Recalcar que estas acciones no tienen nada que ver con las estelas que unos dicen ver a 3000 metros de altura (y que si persiguieran algún fin "defoliador" o "eugenésico" estarían perdiendo el tiempo). Te lo digo como profuso tomador de aviones que soy, más que acostumbrado a ver y atravesar estelas de aviones que sólo he podido ver a alturas de crucero.

      Espero que te haya aclarado tus dudas. Un saludo

      Eliminar
  3. Gracias por tu extensa, detallada y convincente respuesta.
    Has aclarado todas mis dudas, una vez más.

    Añadir solo que en el libro que estoy preparando, "Lo poco que sé del misterio", en el que casi todo el espectro de temas de lo que ahora llaman "Misterio" desde el punto de vista de una persona cualquiera, dedico un capítulo a los chemtrails, en el que cuento como me desmitificaste el tema en otra consulta que te hice hace tiempo sobre un avistamiento de un supuesto chemtrail en Sevilla. En la versión ebook incluyo un enlace a tu blog, para que los lectores puedan ampliar el tema si gustan.
    Un saludo y enhorabuena por tu magnífico trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olalá... gracias a ti por tu difusión! Estaré atento a tu libro!

      Eliminar
  4. Enhorabuena por el articulo.Un gran trabajo.Muchas gracias.

    ResponderEliminar